Acosado

Acosado.
Acosado eres espectro y sombra y nada,
donde en la noche huyendo fugitivo
fuiste rastro de ave,
lobo de caliente sangre,
mano temblorosa sobre un brazo
de ajena cortesía y alma rota.

Y a ti,
que luchaste noble y despiadada
en los cielos poblados de aguiluchos
por rehacer amarga en la mañana,
a ti que los anillos engarzados
te nublaron el amor y la esperanza,
a ti que te faltó el alma de loba
te dibujo difusa en el recuerdo
plasmado en un marco en la pared
donde el clavo más frío
me derrota.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta