Diferente

( Relato redactado para el taller de escritura creativa Ciervo Blanco06 en Madrid del Club del Libro Ciervo Blanco )
taller escritura creativa ciervo blanco madrid club lectura 150404

 

Sabía que era diferente. Lo había sabido de siempre, desde el colegio, donde los otros niños le llamaban “Tuwanesh”, que significa “Piel Seca” en el idioma de casa de los Olondi. El nombre técnico, y así se lo decían los médicos a sus padres mientras él escuchaba de pequeño sin entender, era Harenam Humana Inveterata. Tardó varios años en comprender lo que significaba: algunos de sus genes estaban mal, y por eso su apariencia era distinta.

Pero él ya sabía que estaba mal, y que era distinto, mucho antes de entender por qué.

Que los otros niños se rieran de él era suficiente. Que los adultos, incluso cuando creció, le trataran siempre entre la pena y el asco, también. Sí, sabía que no tenía agallas. Que no podía respirar sin branquias porque había nacido con la malformación de tener pulmones. Que resultaba repugnante para otros que sus dedos no estuvieran unidos entre sí, que tuviera los ojos tan pequeños, que su piel fuera blanca. Era un monstruo.

Y, por si el rechazo fuera poco, su vida era más difícil en Mundoagua: necesitaba oxígeno constantemente para respirar. Era un inválido. Y lo sabía, lo tenía claro.

Pero aquel día les demostraría a todos lo valiente y fuerte que se puede llegar a ser con esfuerzo, tesón y paciencia. Aquel día ganaría aquella carrera contra otros que tuvieron más suerte en la lotería genética. Él era un pez digno de vivir en sociedad, y tras años de entrenamiento lo probaría hoy ante los ojos del mundo.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta