He sido lobo

poema lobo

He sido lobo y en la noche
he sido lobo.
He sido rata y en la noche
he sido rata.
He sido yo quien te gritaba,
quien austero y delicado en el talante
te insultaba asustado a la garganta
te atacaba perdido a la garganta
te lloraba muerto a la garganta.
Y era yo, lobo perdido,
quien creyente en todo y nada te ha vendido
a una deidad de bienes y raíces,
de posesiones, de dineros,
de bagatelas sin sentido y cosas feas
almacenadas en el candor de la memoria
y olvidadas, y pasadas, y ahora nada.
Y ahora nada.
Y ahora nada he sido lobo en la noche.
En la noche he sido lobo,
he sido lobo.
Y he sido vulgar rata callejera
plagada de misterios y rarezas
portadora de crueles plagas rancias
que en tu yugular cebadas se esclarecen
y el aliento te subyugan y te matan,
y acaso sobrevivan con surcos de dolores,
con vahídos malsonantes de millones de recuerdos
que varados en la inconsciencia de una pérdida,
de tu única pérdida,
se recuperan encerradas en la noche
donde aúlla el eco del lobo que te quiso.
He sido el lobo que te quiso.
He sido el lobo que te odiaba.
He sido el lobo que en la noche
te maldijo y te bendijo a dentelladas.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta