Un poema para el taller del domingo

Un poema para el taller del domingo espero
pues he pasado tardes escribiendo con esmero
buscando la rima por la cual yo desespero,
mas no acude a mí el verso que más quiero.
He repasado ya el diccionario entero
para escribir el poema del taller de enero
mas si me inspiro en el mar sólo puedo hablar del mero
y quizá de las andanzas de un travieso marinero.
Si miro a la montaña siempre encuentro algún pero
y si me centro en la ciudad mi papel se queda a cero.
Si pienso en el Oeste ya está muy visto el vaquero,
al soñar con batallas siempre me apunta el arquero,
y al imaginar algo de sexo sólo me queda un braguero.
Lo de escribir un poema es más duro que el acero,
así que sigo practicando por si así la rima adquiero
aunque sólo se me ocurran ideas de bombero.
Antes del encuentro en Ciervo Blanco iré al barbero
pues todos pensarán que estoy como un cencerro
al oír que mi poema es más pesado que el hierro
y a todos duerme como si bebieran suero.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta